Médicos sin fronteras colabora con los refugiados de Pakistán

En Baluchistán, la provincia de Pakistán más grande y menos desarrollada, la mayoría de la población tiene un acceso muy limitado a la atención sanitaria. Médicos Sin Fronteras (MSF) apoya el programa de salud materno-infantil en Kuchlak, un asentamiento remoto a las afueras de la capital regional, Quetta, principalmente compuesto por refugiados afganos. El personal sanitario de MSF del servicio de partos, formado totalmente por mujeres, ofrece servicios obstétricos gratuitamente.

Continue leyendo